La misión del pedido perfecto puede ser posible

Home Uncategorized La misión del pedido perfecto puede ser posible

Hoy en día, la logística de la última milla se puede considerar como la piedra angular de la lealtad a la marca y de la rentabilidad. Los clientes quieren cada vez más comodidad, consistencia y claridad. Pero las empresas no pueden esperar satisfacer estas demandas sin incorporar primero soluciones centralizadas.

Las empresas se han fijado metas elevadas que han aclimatado a los consumidores a un tipo de servicio que se ha establecido como la norma. Los clientes quieren un servicio puntual (recibirlo cuando quieren), y quieren una entrega rentable (es decir, gratuita). Esperan una experiencia de marca en donde la fiabilidad y la comunicación sean moneda corriente. Para las empresas, la logística de última milla, que es la que define esta experiencia, marca recién el final de la transacción.

La dificultad de lograr el pedido perfecto

El proceso integral del envío de paquetes, desde la compra hasta la entrega, es complejo. Implica a toda una red de empresas que conforman la cadena de suministro, y a menudo están silenciadas por los datos. Por lo tanto, carecen de visibilidad y de medios para actuar a tiempo. Es así como las empresas todavía entregan en la dirección incorrecta o con retrasos, y luego ofrecen una comunicación deficiente sobre la causa del retraso, y sobre la responsabilidad.

A esto se añade que los clientes cada vez más presionan por la personalización de sus pedidos. Las marcas comienzan a ofrecer más niveles de comodidad, como el envío estándar frente a uno rápido, el embalaje especial y las opciones para recoger el pedido.

En esencia, el problema es el siguiente: las empresas deben encontrar formas de mantener esos niveles de satisfacción que crecen, pero también deben utilizar modelos sostenibles que eviten que decline la rentabilidad. Deben procurar mantener bajos los costos logísticos, a la vez que cumplen con pedidos complejos, con diversos criterios y restricciones.

Tener una gestión del transporte acorde y redes de ingeniería son esfuerzos que pueden no alcanzar para ejecutar correctamente el envío. Si los procesos y sistemas en las cadenas operacionales de las empresas están aislados, se obstaculiza la eficacia de las redes. Las diferentes empresas asociadas suelen utilizar sistemas, interfaces y versiones de la realidad diferentes. Muchas soluciones para visibilizar la operación no lo hacen en su totalidad, sino que abarcan sólo una parte de la cadena de suministro, o bien requieren de una capa adicional de software. De la misma manera, gran parte de las torres de control ofrecen visibilidad, pero no cuentan con un medio real para actuar sobre los imprevistos y errores. Plataformas como la de Omnix ofrecen esta visibilidad a toda la cadena, y además ésta cuenta con medios para actuar sobre los imprevistos, porque gatilla acciones para anticipar y corregir quiebres en distintos puntos.

Para lograr la misión se necesita una solución centralizada

Aunque a veces parezca imposible, la entrega perfecta de pedidos puede lograrse, y este es el caso para aquellas empresas que optan por soluciones centralizadas. La entrega perfecta puede lograrse con plataformas que orquestan la cadena de suministro, conectando e integrando todos los sistemas que usted y sus socios utilizan. Así, todos se conectarán a una sola versión de la verdad. Una torre de control centralizada y completa puede ofrecer una visión global en tiempo real a través de una supervisión web. Por ejemplo, a través de notificaciones de estado, alertas de excepciones, y una gestión de eventos para tomar medidas correctivas.

Las soluciones centralizadas ofrecen diferentes funcionalidades. Por ejemplo, pueden simplificar la tarea de elegir proveedores óptimos. Pueden utilizar motores de ejecución basados en reglas para la selección dinámica, que calculan en cuestión de segundos qué transportistas están disponibles para realizar el servicio según el destino y las dimensiones del paquete, las especificaciones del cliente, y otros requisitos.

Del mismo modo que se pueden seleccionar los transportistas óptimos en función de todos los criterios indicados, los motores basados en reglas también pueden determinar las rutas óptimas, planificar la capacidad, consolidar los envíos, proporcionar asignaciones automáticas y reservar el transporte. Todos estos elementos ahorran mucho tiempo a las empresas y garantizan que cada pedido se optimice completamente para ahorrar costes y satisfacer al cliente. OMNIX es una plataforma SaaS que trabaja en base a reglas expertas e inteligencia artificial que automatiza procesos, y así planifica la operación en base a las capacidades sistémicas.

Para lograr el pedido perfecto, la logística de la última milla debe ser ágil y flexible. Si la piedra angular de su enfoque estratégico es la selección dinámica y la ejecución basada en reglas, se optimizará cada pedido. Además, se pondrá a prueba su cadena de suministro, para adaptarse a la evolución natural e inevitable de la industria.

image-blog
image-blog
image-blog
image-blog
image-blog